foto blog lilyán

Por Lilyán de la Vega

Del latín perditio, la palabra perdición tiene entre sus significados el de la pasión desenfrenada de amor. Y por eso nuestra Perdición de Caramelo Marino, nuestro Pecado #7, se describe tan bien a sí mismo.

Este pecado, en el que el tostado del caramelo se exalta maravillosamente,  sigue la receta tradicional del postre bretón, Crema de Caramelo con Mantequilla Salada, un toque muy particular que revela la identidad de este producto típico de Bretaña, la costa noroeste de Francia en el Océano Atlántico.

A menudo, el nombre de nuestro pecado causa curiosidad. ¿Por qué le llamamos Caramelo Marino?

Bretaña es una región que se caracteriza por su pasión desenfrenada de amor por el mar. Su gastronomía se basa en su amplia variedad de pescados y mariscos; sus postres son famosos, en especial las crepas rellenas de caramelo con mantequilla salada.

Los bretones se sienten muy orgullosos de sus recetas con mantequilla salada, pues en el siglo XVIII, el Rey Philippe VI decretó un impuesto sobre la sal en toda Francia, que la encareció en este país. La excepción fue Bretaña, que quedó exonerada del impuesto por pertenecer al Reino de los Francos, y por tanto pudo seguir utilizándola a un precio accesible.

Esa es la razón de que las crepas bretonas sean tan diferentes a las del resto del país, ¡están hechas con mantequilla salada! Y si les agregas una cucharada de nuestro Pecado #7, ¡serán tu Perdición!

Aquí te compartimos un video de una popular cantante bretona, Nolwenn Leroy, Juste pour le souvenir, en el que justamente se menciona la sal y nuestra perdición: tu sonrisa cada vez que pruebas nuestros pecados Tornazul.

“Un poco de sal, sólo para recordarme, que detrás de las nubes del cielo, se esconde tu sonrisa.”

 

Lo hemos dicho antes, ¡rompe el tabú! Disfruta de nuestro delicioso Pecado #6 Tabú de Mazapán, nuestro homenaje a los dulces típicos mexicanos y uno de los sabores que más sorprenden a quienes apenas lo descubren.

El Tabú de Mazapán es un inesperado viaje a la infancia. Basta con cerrar los ojos y dejarte llevar por las sensaciones de la memoria que despierta este pecado que sabe a infancia, a recreo, a tiendita de la esquina, a recuerdos entrañables.

Cuando pruebas nuestro sexto pecado y experimentas el sedoso mazapán de cacahuate que se derrite en tu boca, sólo te queda dejarte llevar y disfrutarlo aunque rompas el tabú de que a la gente grande ¡ya no le gustan los dulces!

Pero este Pecado no es sólo placer. Honramos nuestro compromiso con la Salud Gourmet porque el Tabú de Mazapán tiene como base el noble ghee; nuestra mantequilla clarificada elaborada bajo el método tradicional que luego de más de 5 horas de calentamiento gradual, logra eliminar por completo los sólidos que no aportan ningún beneficio a nuestro organismo: la lactosa, la proteína animal y el suero.

El resultado es nuestro oro líquido, el aceite purificado de la mantequilla que, gracias a un rompimiento molecular producto de su clarificación, se convierte en una grasa saludable, muy parecida en su estructura al aceite de coco y, como sucede con éste, puede utilizarse para cocinar, hornear, freír o saltear por su elevado punto de humeo.

Y ésta es una extraordinaria noticia porque nos abre un amplio horizonte de posibilidades para utilizar nuestro Tabú de Mazapán en cocina. Aquí, Alejandra G. Rodríguez, nuestra Chef, te dará algunas ideas.

 

 

2017-10-17-PHOTO-00000221 Por Lilyán de la Vega

Acompaña tus quesos favoritos con el Pecado #5 de Tornazul, Caricia de Miel Trufada. Esta espectacular mantequilla clarificada tiene un sabor sutil y elegante, que da un magnífico equilibrio a los quesos finos de sabores intensos.  En estas fiestas ¡no puede faltar en tu mesa!

Y, ¿sabes por qué es indispensable? Porque sus tres ingredientes han acompañado a la humanidad durante milenios y, juntos, hacen una caricia al paladar.

La trufa es un hongo comestible que crece bajo tierra, en las raíces de encinos y robles. Se conoce desde el esplendor de la Mesopotamia, 2,000 años antes de nuestra era cuando, paradójicamente, los sumerios no le daban gran valor pues la conocían a través de los amoritas, un pueblo nómada que la obtenía en las montañas y a quienes los sumerios despreciaban.

Por su parte, los egipcios descubrieron su aroma y lo consideraban de una exquisitez digna de las mesas de los más acaudalados señores.

“En el siglo IV a.C., ya se celebraban concursos gastronómicos en Grecia, como el que se celebró en Atenas, donde cuentan que se premió un timbal al horno relleno con picadillo de pechugas de faisán y trufas cortadas en finísimas láminas, aderezado todo ello con sal y diversas especias.”[1]

La miel, por su parte, era recolectada desde el año 7000 antes de nuestra era, por los habitantes de lo que hoy es la región de Valencia, en España, según consta en las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña.

Este noble producto formaba parte de la dieta mediterránea desde el año 1870 aC[2], como lo muestran los papiros egipcios que representan escenas de apicultores cuidando de sus abejas; la utilizaban también para conservar sus carnes e incluso para fines medicinales.

Finalmente, el ghee proviene de la antigua India. Se hace referencia a él en muchos textos sagrados desde el año 1500 antes de nuestra era.[3] Hasta la fecha, la medicina Ayurvédica recomienda su consumo como una grasa saludable e incluso lo utiliza como vehículo para su herbolaria. Los nómadas de Mongolia siguen utilizándolo como conservador natural y, de hecho, su valor sube en relación con su antigüedad.

En la alta cocina moderna, el ghee se utiliza por su capacidad de soportar altas temperaturas sin quemarse.

El ghee, cuando se hace con el método tradicional indio, tiene un sabor avellanado y es un aceite saludable tanto para su uso en cocina, como para su consumo en crudo; sus propiedades se asemejan a las del aceite de coco o de aguacate al carecer de proteína animal, lactosa, suero y conservadores artificiales.

Como puedes observar, el Pecado #5 Caricia de Miel Trufada, tiene tres tesoros escondidos en su interior; ghee, miel y trufa que juntos constituyen una milenaria caricia al paladar.

[1] http://comerybeber.lasprovincias.es/ferias-fiestas/fitruf/historia-las-trufas

[2] https://apiculturaenvalero.wordpress.com/tag/cueva-de-la-arana-de-bicorp/

[3] https://www.wisechoicemarket.com/blog/a-foodies-guide-to-the-history-of-ghee/

2017-10-17-PHOTO-00000221 Por Lilyán de la Vega

Hay muchos tipos de secretos:

Están, por ejemplo, los Secretos de Familia, ésos que todos saben pero que nadie nombra.

Podemos hablar también de los Amores Secretos. Aquellos que de pronto se viven sólo unos días, unas horas, o incluso que se viven sólo en el terreno de la fantasía y la imaginación, pero que quedan para siempre impresos en la memoria.

Y qué decir de las Recetas Secretas de las abuelas, que defienden celosamente y que incluso son capaces de llevarse a la tumba.

Luego está el Secreto de Albahaca y Cardamomo, de Tornazul. De la Línea de 7 Pecados éste es el más fresco de todos.

¿Qué tiene de especial este Pecado? Cuando lo pruebas tienes la impresión de estarte llevando a la boca una hoja de albahaca recién cortada de un Jardín Secreto, oculto en ese misterioso frasquito que te ofrece un manjar inolvidable que refresca el paladar e inunda el aliento.

El Secreto de la espectacular frescura de nuestro Pecado #4, es la cualidad que tiene el ghee o mantequilla clarificada como conservador natural que encapsula los sabores. Así, tal como se integra la albahaca fresca a nuestro ghee, se conserva durante largo tiempo.

Los nómadas de Mongolia han utilizado el ghee durante milenios, y lo siguen haciendo, para conservar sus carnes y otros productos perecederos, en sus recorridos por la estepa de interminables cielos azules.

Y es gracias a esta cualidad, que ninguno de nuestros Ghees Gourmet tienen conservadores y son 100% naturales; todos sus ingredientes son frescos y de primera calidad.

No te quedes con las ganas y ve por tu Pecado #4 Secreto de Albahaca y Cardamomo. Llévate tu Jardín Secreto de Tornazul a casa y compártelo con quien más amas. Y, por favor, no dejes de contarnos en los comentarios, ¿cómo utilizaste este jardín secreto en frasco para sorprender a tus seres amados? ¿con qué te gusta combinar tu Secreto de Albahaca y Cardamomo?

Encuentra los Pecados Tornazul en alguno de nuestros puntos de venta en CDMX y la República Mexicana. O adquiérelo en nuestra tienda en línea aquí.

La lujuria es deseo, anticipación, pasión, culminación y deseo otra vez. La asociamos con los deseos más carnales, pero puede experimentarse, sin duda con los placeres culinarios. ¿Quién no ha sentido desfallecer de deseo y anticipación ante un manjar que despierta los sentidos con su aroma y su aspecto crujiente, caliente, jugoso? ¿Con cuánta pasión hemos devorado nuestro postre favorito, cerrando los ojos para sentir con todo detalle cómo se derrite en la boca? Y después, cuando el placer termina, ¿no volteamos con lujuria hacia el platón compartido para buscar un poco más?

Así ocurre con nuestro Pecado #3, Lujuria de Queso Azul y Nuez. Es imposible no querer más, un poco más, sí, más…

¿Pero cuál es la historia detrás de este Pecado que es favorito entre nuestros cliente? Lilyán de la Vega, Directora de Creatividad de Tornazul, nos contará cómo el queso azul fue en gran parte responsable de la invención de la Línea de Pecados.

Así que ya lo sabes, vive con lujuria culinaria esta semana, deleitando el paladar de quien más amas con un toque de queso azul en tu corte favorito, sobre una pasta bien caliente o sobre un pan recién salido del horno para agregarle un exquisito jamón serrano.

 

 

BLOG TENTACIÓN

Durante esta semana te estaremos presentando información interesante sobre los ingredientes de nuestro Pecado # 2, Tentación de Perejil y Ajo. Te daremos también algunas recetas o ideas para utilizarlo en tus botanas, colaciones o recetas gourmet.

En seguida, Alejandra G. Rodríguez, autora de los Pecados Tornazul, te contará por qué eligió estos dos ingredientes para nuestra Línea de Pecados y la influencia de su experiencia de vida en Francia para elegir justo esta combinación que se caracteriza por su intensidad en aroma y sabor.

En esta Semana de Tentación, ¡incluye nuestro Pecado #2 en tu dieta cada día! Además de ser un magnífico condimento para tu cocina, esta mantequilla clarificada contiene dos ingredientes que aportan muchos beneficios para la salud.

Beneficios del Perejil*

  • Evita el cansancio por su alto contenido de hierro y fósforo
  • Limpia los riñones, depurando y desintoxicando el organismo
  • Apoya la pérdida de peso porque contiene beta caroteno, un poderoso antioxidante
  • Es antiinflamatorio
  • Promueve la salud reforzando el sistema inmunológico por su contenido en vitamina A y C

 

Beneficios del Ajo*

  • Se utilizaba, desde la antigua Grecia, para tratar diversas enfermedades
  • Hoy se considera un superalimento
  • Contiene muy pocas calorías
  • Rico en vitamina C, vitamina B6 y manganeso
  • Contiene antixoidantes que protegen contra el daño celular
  • Mejora los niveles de colesterol
  • Reduce la hipertensión
  • Combate los resfriados

 

El Pecado #2 Tentación de Perejil y Ajo es, pues, una deliciosa y saludable alternativa para darle a tus platillos esta semana el toque #saludablegourmet que a ti te gusta. ¡No lo guardes, compártelo! Y recuerda que  De estos Pecados No te Arrepentirás.

 

 

*Fuente: El Nuevo Herald en línea

 

 

  • 7 semanas 7 Pecados               #SaludGourmet

Quedan sólo 7 semanas para terminar el año. En Tornazul queremos ayudarte a cerrarlo con ideas Saludables y Gourmet en esta recta hacia las fiestas decembrinas.

Queremos hablarte de los ingredientes de nuestros 7 Pecados y sus propiedades, además, por supuesto, de sus múltiples posibilidades para el estilo de vida gourmand que sabemos que te gusta. En Tornazul Seducción Culinaria honramos nuestra promesa: ¡De estos Pecados no te arrepentirás!

 

En esta primera entrega, Alejandra nos confiesa su debilidad por un tesoro culinario que la hizo enamorarse de la sutileza de la gastronomía Francesa: la Trufa.

 

Y así fue como nació el Pecado #1 Envidia de Trufa, de Tornazul.

¿Por qué envidia? Porque es inevitable, la trufa causa envidia siempre, entre otras cosas porque no todos pueden poseer este diamante negro. En Europa es considerado un manjar de la tierra; se valora mucho por la dificultad para encontrarla, pues es un tipo de hongo subterráneo que crece en la raíz de encinos, robles y avellanos.

Su cultivo es imposible, sólo crece de manera silvestre y se requiere del olfato de perros o cerdos para encontrarla. Su sabor es intenso, con un aroma inconfundible y da un toque excepcional a los platillos.

Cada año, la cosecha es diferente. Cada trufa es única, un poema que te hace soñar con el paladar.

 

Cabecera ya hace un mes

Por Lilyán de la Vega

2017-10-17-PHOTO-00000221

 

Siempre estamos corriendo. Los días se nos pasan volando y no nos alcanzan para nada. A veces tenemos la sensación de que no podemos parar…. Y supongo que es un poco cierto. El ritmo de la vida en estos tiempos es así, como una cinta sin fin. Hasta que algo nos sacude. Y en este caso, literalmente.

Hoy ya hace un mes que el terremoto del 19 de septiembre nos enseñó a parar. A mirar a nuestro alrededor. Como nos pasó a muchos, nos puso en perspectiva y nos acomodó las prioridades. Esto a nivel personal nos ha pasado antes. Los sucesos como accidentes, enfermedad o muerte de seres queridos nos hacen recordar qué es lo verdaderamente importante. Pero aún en esos casos, una cosa es la persona y otra “la empresaria”. Esta última no puede parar, pase lo que pase.

Pues ahí tienen que llegó el temblor y también ella, “la empresaria”, paró. Y empezamos a producir sándwiches de amor, en vez de mantequillas clarificadas; y a utilizar nuestras horas de trabajo (y de descanso) para apoyar aunque fuera de maneras pequeñitas a quienes habían sido menos afortunados que nosotros y habían perdido todo; y pasaron los días y otros “empresarios” también hicieron lo propio. Y se cancelaron los eventos, y paró la producción y nos preocupamos por cómo solventaríamos los gastos de este mes. Pero no había duda, teníamos que parar para poder actuar en donde era realmente importante, pasara lo que pasara.

En cualquier caso, ponernos a “vender” en esos momentos se sentía tan superfluo, tan inapropiado…. Nuestro corazón nos pedía a gritos salir a atender lo que tenía verdadero sentido: las necesidades de quienes estaban en la total vulnerabilidad.

Qué bien nos sentimos. Y lo digo en plural porque no fue un acto individual, todos a nuestro alrededor estaban como nosotros, atendiendo lo importante, parando lo que no era vital y confiando en que seríamos capaces, con nuestro esfuerzo, con nuestros tiempo y con nuestros limitados recursos, de sacar adelante la emergencia, de apoyar significativamente a los más afectados, de salir de esta juntos…. lo demás, era lo de menos. Lo arreglaríamos después.

Y pasó una semana. Y empezaron a demandar nuestra atención de nuevo las responsabilidades. Y tuvimos que atenderlas, y retomar paulatinamente los pendientes. Pero algo había cambiado. Es cierto que nos vimos en la necesidad de retomar los compromisos, de volver a echar a andar la producción, de comenzar una vez más la comercialización, de volver a ser “la empresaria”. Pero algo había cambiado.

Y pasó un mes, ya no creemos que no podemos parar. Hoy sabemos que podemos hacerlo y que lo haremos siempre que sea necesario. Porque las prioridades se nos reacomodaron, y creo que esto también es una experiencia colectiva.

Que no volvamos a ser los de antes; que siempre recordemos que es posible transformar nuestra realidad con nuestras ganas, con nuestros recursos internos, con nuestra entrega, con nuestro esfuerzo puesto en donde realmente importa. Incluso si a veces es necesario parar.

 

#FuerzaMéxico #TornazulconMéxico.

Cuisine Acrobatique: de la aviación acrobática a la innovación culinaria

Cabecera cuisine acrobatique 2

Por Lilyán de la Vega

2017-10-17-PHOTO-00000221

 

 

 

¿Ves cuando vas volando cabeza abajo y repentinamente se te ocurre una receta genial? Dicen que cuando llega la inspiración no hay que dejarla escapar, así que ya sabes, tan pronto vuelves a tener la cabeza por encima de los hombros y ves que todo está en orden con el vuelo, haces unos garabatos en tu libreta acerca del ingrediente secreto que le dará el toque único a ese platillo que traes en mente.

No, ya sé que no es una anécdota normal. Pero es que Alejandra no es una empresaria normal. Es apasionada, sí, como muchos creativos, pero además es extrema. Le gusta volar. Ella pilotea. ¡Y le gusta pilotear dando piruetas en el aire, mientras echa a volar la imaginación buscando en la mente sabores sorprendentes para sus creaciones culinarias!

 

¿De dónde viene la inspiración de los sabores Tornazul?

Me contó que fue así como se le ocurrió la receta original de la Lujuria de Queso Azul y Nuez, el pecado #3 de Tornazul. En ese tiempo –hace unos quince años– todavía no le llamaba Pecado ni utilizaba ghee, sino mantequilla, que es un ingrediente muy apreciado en Francia, su segunda patria. Pero ya desde entonces la fusión de ingredientes mexicanos y franceses eran parte de su vida cotidiana, como lo atestiguaba el menú de su restaurante francomexicano en París. Pero de esa historia les platicaré en otro momento.

Por ahora lo que quiero contarles es de qué manera influyó la acrobacia en la creación de nuestra línea de mantequillas clarificadas gourmet –los Pecados Tornazul- que han conquistado, a su paso, a los paladares más exigentes de México.

 

La acrobacia y la cocina.

Por su raíz etimológica, la palabra acróbata alude al que anda sobre las puntas de los pies, es decir, al que danza. Por eso es que a las piruetas en el aire que hacen los aviones, se les llama acrobacia. Y tú lo sabes, cuando algo te apasiona, lo haces tan parte de ti que se mete hasta la cocina. En este caso, de manera literal: la cocina de Alejandra es acrobática, o como ella le llama cuisine acrobatique.

 En cocina, nuestra Chef danza, pero esta vez no en el aire, ni de puntillas, sino en el espacio de la mente donde nace la creatividad, la innovación. Ya no toma notas de cabeza, ahora, hace bailar a los ingredientes en una fusión de sabores en la que convergen distintas experiencias de vida que la marcaron.

“Los sabores que han cautivado mi vida están en mis recuerdos entrelazados de un México lleno de sabores en mi infancia y una Francia exigente, donde aprendí a ser disciplinada y al mismo tiempo a utilizar mi intuición, con la intención de ser totalmente honesta. Me ayudó mucho el estrés de cocinar para los franceses, y me hizo ser muy creativa porque quería cautivar su paladar con los sabores de México, como ahora quiero cautivar el paladar mexicano con esta fusión cultural que sale de mi cocina y de mi corazón.”

 

Pasión, innovación y sex appeal.

Las creaciones de Alejandra están impregnadas de su experiencia de vida y de las dos pasiones que la han acompañado desde siempre: la aviación y la gastronomía.

 “La disciplina y la rigidez de un vuelo acrobático, me dieron mucha inspiración en la forma de hacer las cosas a la hora de cocinar; esa experiencia también me enseñó a tomar riesgos. Hoy sé que quien no toma riesgos, no puede innovar.”

Y sabe de lo que habla. Cuando comenzamos a jugar con las ideas para nuestra línea de Pecados Tornazul, decidimos que sería una línea de mantequillas clarificadas gourmet; que queríamos que tuvieran sabores espectaculares; que seríamos el primer ghee en tener una imagen súper elegante en frascos de vidrio y que se venderían sólo en boutiques gourmet.

Nos inspiramos mucho y logramos juntas un concepto único y atrevido: la línea de los 7 Pecados Untables de Tornazul, las primeras mantequillas clarificadas saborizadas y gourmet en el mundo, y las únicas que además de saludables, ¡son sexys!

Sexy-saludable, un binomio que ha roto el paradigma de que comer sano es aburrido o insípido. Tornazul lo ha logrado a través de un producto noble y milenario como lo es el ghee, también conocido como oro líquido.

 

Los beneficios del ghee u oro líquido.

El clarificado de nuestra mantequilla se apega a la forma tradicional. Armadas de paciencia y profundo respeto, permitimos un calentamiento gradual de la mantequilla a lo largo de más de 5 horas hasta lograr un rompimiento molecular perfecto en el que el suero desaparece casi por completo y, al cabo de varios filtrados, logramos también separar la lactosa y la caseína al 100% obteniendo así una mantequilla purificada que puede utilizarse para cocinar, hornear, saltear, freír y que soporta temperaturas de hasta 205 grados Celsius sin quemarse.

Gracias a esto, es apta para intolerantes a la lactosa y su consumo moderado no eleva los niveles de colesterol. Cada vez más, éstas son características importantes para una población que demuestra un creciente interés en alimentarse sanamente sin renunciar al placer de la comida gourmet.

 

Somos inspiración

 Con su trayectoria y expertise, Alejandra lo ha logrado.

Archivo 17-10-17 11 18 26

 

“Estoy convencida de que la experiencia de vida se puede transmitir a través de la comida y ésta, sin duda, no tiene receta. Como los vuelos, cada uno es irrepetible.”

 

 

 

Es esa, la experiencia de vida, la materia prima de la innovación; y se vuelve incopiable. Somos inspiración, y nos sentimos orgullosas de ello. Pero al mismo tiempo, los Pecados de  Tornazul Seducción Culinaria y su cuisine acrobatique son únicos. ¡Conócenos!

 

 

 

 

Blog Los Pecados que si le gustan a TornazulPor Lilyán de la Vega

A menudo confunden a los 7 Pecados Tornazul con los 7 pecados capitales. Y no, no es lo mismo. Por eso quiero compartirte un poco de la historia de nuestra línea de 7 Pecados gourmet de Tornazul.

Tornazul Seducción Culinaria produce una línea de ghee –o mantequilla clarificada- gourmet con dos características principales: son deliciosos y saludables. Les llamamos Pecados porque mucha gente asocia lo más rico de la comida con lo prohibido para cuidar su salud. Pero una de las premisas de Tornazul es justamente que SÍ es posible comer rico y sano. Por eso producimos Pecados Purificados.

Así nació la idea de nuestros Pecados Tornazul con redención: la base de nuestros productos es el ghee natural (nuestro Pecado Original) que no tiene conservadores, carece de lactosa –es apto para intolerantes a la lactosa- y de caseína –a nivel molecular se comporta más como el aceite de coco que como un aceite de origen animal–, en porciones moderadas no eleva los niveles de colesterol y soporta hasta 205 grados de temperatura sin quemarse, por lo que su uso en cocina es ilimitado.

Pero volvamos a los pecados. Cuando concebimos esa idea, por supuesto que pensamos en los 7 pecados capitales. Pero al revisarlos decidimos quedarnos sólo con dos: la lujuria, irremediablemente asociada con el gozo de la buena comida, y la envidia, que difícilmente se contiene cuando vemos a alguien deleitarse con el placer de comer algo delicioso.

Con lo demás no nos identificamos. La pereza, por ejemplo, no forma parte de nuestros valores. En Tornazul trabajamos duro, de forma disciplinada y siempre comprometidos con nuestros estándares de calidad, innovación y salud. La gula tampoco es lo nuestro; Tornazul promueve el buen comer y es partidario de la moderación. La ira no va en lo absoluto con la visión de Tornazul; en un inicio, nuestra empresa quería trabajar con el concepto de “alimentos felices”, y aunque no fue una frase que se quedara como parte de nuestra estrategia de comunicación, sí creemos firmemente en la felicidad organizacional, por lo que en nuestra organización procuramos que nuestros empleados y asociados se sientan realizados y reconocidos en cada una de las responsabilidades que les corresponden. La avaricia tampoco nos gusta; creemos en el principio de la causa y el efecto. Estamos seguros de que la generosidad es la semilla de la abundancia y que cuando ésta florece, es tiempo de volver a sembrar más semillas y compartir con nuestro equipo los resultado de nuestro esfuerzo colectivo. Y por último, la soberbia, un pecado con el que Tornazul no trabajará nunca; creemos en la excelencia y trabajamos arduamente por ella, pero nunca desde un lugar de superioridad ni de menosprecio, sino desde un anhelo de aprendizaje constante y de compromiso con el desarrollo de todo nuestro potencial.

Así que tuvimos que echar mano de la poesía para completar nuestros siete pecados con cinco más  de  nuestra  propia  invención.

Fue así como surgió la línea de   los 7 Pecados Tornazul:

  • Envidia de Trufa
  • Tentación de Perejil y Ajo
  • Lujuria de Queso Azul y Nuez
  • Secreto de Albahaca y Cardamomo
  • Caricia de Miel Trufada
  • Tabú de Mazapán
  • Perdición de Caramelo Marino.

Te invitamos pues a pecar con nosotros, cien por ciento convencidas de que ¡de estos pecados no te arrepentirás!

#PecadosTornazul #TornazulGourmet #SaludableGourmet #DeVentaenLaEuropea