Cuisine Acrobatique: de la aviación acrobática a la innovación culinaria

Cabecera cuisine acrobatique 2

Por Lilyán de la Vega

2017-10-17-PHOTO-00000221

 

 

 

¿Ves cuando vas volando cabeza abajo y repentinamente se te ocurre una receta genial? Dicen que cuando llega la inspiración no hay que dejarla escapar, así que ya sabes, tan pronto vuelves a tener la cabeza por encima de los hombros y ves que todo está en orden con el vuelo, haces unos garabatos en tu libreta acerca del ingrediente secreto que le dará el toque único a ese platillo que traes en mente.

No, ya sé que no es una anécdota normal. Pero es que Alejandra no es una empresaria normal. Es apasionada, sí, como muchos creativos, pero además es extrema. Le gusta volar. Ella pilotea. ¡Y le gusta pilotear dando piruetas en el aire, mientras echa a volar la imaginación buscando en la mente sabores sorprendentes para sus creaciones culinarias!

 

¿De dónde viene la inspiración de los sabores Tornazul?

Me contó que fue así como se le ocurrió la receta original de la Lujuria de Queso Azul y Nuez, el pecado #3 de Tornazul. En ese tiempo –hace unos quince años– todavía no le llamaba Pecado ni utilizaba ghee, sino mantequilla, que es un ingrediente muy apreciado en Francia, su segunda patria. Pero ya desde entonces la fusión de ingredientes mexicanos y franceses eran parte de su vida cotidiana, como lo atestiguaba el menú de su restaurante francomexicano en París. Pero de esa historia les platicaré en otro momento.

Por ahora lo que quiero contarles es de qué manera influyó la acrobacia en la creación de nuestra línea de mantequillas clarificadas gourmet –los Pecados Tornazul- que han conquistado, a su paso, a los paladares más exigentes de México.

 

La acrobacia y la cocina.

Por su raíz etimológica, la palabra acróbata alude al que anda sobre las puntas de los pies, es decir, al que danza. Por eso es que a las piruetas en el aire que hacen los aviones, se les llama acrobacia. Y tú lo sabes, cuando algo te apasiona, lo haces tan parte de ti que se mete hasta la cocina. En este caso, de manera literal: la cocina de Alejandra es acrobática, o como ella le llama cuisine acrobatique.

 En cocina, nuestra Chef danza, pero esta vez no en el aire, ni de puntillas, sino en el espacio de la mente donde nace la creatividad, la innovación. Ya no toma notas de cabeza, ahora, hace bailar a los ingredientes en una fusión de sabores en la que convergen distintas experiencias de vida que la marcaron.

“Los sabores que han cautivado mi vida están en mis recuerdos entrelazados de un México lleno de sabores en mi infancia y una Francia exigente, donde aprendí a ser disciplinada y al mismo tiempo a utilizar mi intuición, con la intención de ser totalmente honesta. Me ayudó mucho el estrés de cocinar para los franceses, y me hizo ser muy creativa porque quería cautivar su paladar con los sabores de México, como ahora quiero cautivar el paladar mexicano con esta fusión cultural que sale de mi cocina y de mi corazón.”

 

Pasión, innovación y sex appeal.

Las creaciones de Alejandra están impregnadas de su experiencia de vida y de las dos pasiones que la han acompañado desde siempre: la aviación y la gastronomía.

 “La disciplina y la rigidez de un vuelo acrobático, me dieron mucha inspiración en la forma de hacer las cosas a la hora de cocinar; esa experiencia también me enseñó a tomar riesgos. Hoy sé que quien no toma riesgos, no puede innovar.”

Y sabe de lo que habla. Cuando comenzamos a jugar con las ideas para nuestra línea de Pecados Tornazul, decidimos que sería una línea de mantequillas clarificadas gourmet; que queríamos que tuvieran sabores espectaculares; que seríamos el primer ghee en tener una imagen súper elegante en frascos de vidrio y que se venderían sólo en boutiques gourmet.

Nos inspiramos mucho y logramos juntas un concepto único y atrevido: la línea de los 7 Pecados Untables de Tornazul, las primeras mantequillas clarificadas saborizadas y gourmet en el mundo, y las únicas que además de saludables, ¡son sexys!

Sexy-saludable, un binomio que ha roto el paradigma de que comer sano es aburrido o insípido. Tornazul lo ha logrado a través de un producto noble y milenario como lo es el ghee, también conocido como oro líquido.

 

Los beneficios del ghee u oro líquido.

El clarificado de nuestra mantequilla se apega a la forma tradicional. Armadas de paciencia y profundo respeto, permitimos un calentamiento gradual de la mantequilla a lo largo de más de 5 horas hasta lograr un rompimiento molecular perfecto en el que el suero desaparece casi por completo y, al cabo de varios filtrados, logramos también separar la lactosa y la caseína al 100% obteniendo así una mantequilla purificada que puede utilizarse para cocinar, hornear, saltear, freír y que soporta temperaturas de hasta 205 grados Celsius sin quemarse.

Gracias a esto, es apta para intolerantes a la lactosa y su consumo moderado no eleva los niveles de colesterol. Cada vez más, éstas son características importantes para una población que demuestra un creciente interés en alimentarse sanamente sin renunciar al placer de la comida gourmet.

 

Somos inspiración

 Con su trayectoria y expertise, Alejandra lo ha logrado.

Archivo 17-10-17 11 18 26

 

“Estoy convencida de que la experiencia de vida se puede transmitir a través de la comida y ésta, sin duda, no tiene receta. Como los vuelos, cada uno es irrepetible.”

 

 

 

Es esa, la experiencia de vida, la materia prima de la innovación; y se vuelve incopiable. Somos inspiración, y nos sentimos orgullosas de ello. Pero al mismo tiempo, los Pecados de  Tornazul Seducción Culinaria y su cuisine acrobatique son únicos. ¡Conócenos!

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>